miércoles, 17 de marzo de 2010

Dios nos libre y guarde

Por Damián Duarte //

En un ávido interés por fiscalizar la Nación, la iglesia ha vuelto a hacer su aparición invitando tanto al Gobierno como a la oposición a “crear condiciones de convivencia cada vez más armónicas”. La propuesta encabezada por el cardenal Jorge Bergoglio, se está llevando a cabo mediante la entrega de una serie de documentos cuyos destinatarios son el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, Cristina Fernández y Julio Cobos. Según la cúpula episcopal, el motivo de esta intervención se apoya en la idea de crear condiciones de convivencia “más armónicas”.


Veamos un poco que se esconde detrás de estas intenciones pacifistas. Haciendo un poco de memoria, a principios del año pasado, la iglesia, intentaba llamar al dialogo por un vía similar y criticaba las primacía de “los intereses particulares por sobre los del bien común”, tiempo después, y en un tono de solapado golpismo, las santas voces aparecían en distintos medios sumándose en la cruzada contra la inseguridad y la pobreza. En otra ocasión, emitieron sus respectivos ataques al INADI, y cierta vez se los pudo ver a Bergoglio y al Rabino Bergman saludándose amablemente y subiendo cada vez más el tono ante un común pedido de “igualdad social”.

Si nos vamos algunas décadas más atrás, en años de la última dictadura militar, notaremos que la iglesia tuvo una participación un tanto dudosa. En el libro El silencio, de Horacio Verbitsky, la profunda investigación realizada por el periodista arroja datos acerca de la vinculación de Bergoglio con una organización nazi-fascista conocida como Guardia de Hierro y con fuertes vinculaciones con Massera. Este dato pone blanco sobre negro con respecto a la actitud recientemente tomada., sumado al que la iglesia católica ayudo a Von Wernich a escapar a Chile donde, luego de ser reubicado y de haberse comprobado su culpabilidad de justificar torturas y asesinatos, continuó recibiendo el apoyo episcopal.
Por otra parte, es digno de mencionar la inoperancia eclesiástica frente a los innumerables casos de abuso que han sido mediatizados y los que no, tapándose entre si sus propias miserias.

Durante el menemismo, la institución se vió fuertemente relacionada con el caudillo riojano, que decidió no seguir el accionar de su líder quien había establecido una fuerte división entre la iglesia y el gobierno. En aquellos años, la actividad eclesiástica intervino más de una vez en cuestiones políticas y gubernamentales, como, por ejemplo, la posición antiabortista que mantenía el país.

Parece ser que la pasividad y armonía que se reclama por estos días, no está predicada en el ejemplo de la iglesia, como se pudo ver, se le ha encontrado relaciones con los procesos mas destructivos y nefastos de la historia argentina, sin mencionar los vínculos a nivel mundial, claro que es importante distinguir entre la religión como tal y la iglesia como institución, pero al finalizar estas palabras no puedo evitar recordar a Luis Buñuel, y agradecer a Dios, por ser ateo.

8 Amigos me gritaron al oido...:

Anónimo Gritó:
17 de marzo de 2010, 17:29

Lo de siempre Damo, piden paz, igualdad, justicia. Piden por los pobres y ellos siguen recibiendo sus vinitos de Francia y sus quesos de Italia. Hagamos un repaso: voto de castidad, cada tanto salta un caso de cura pedofilo o que mantiene relaciones con mujeres u hombres. Voto de pobreza: mas de lo mismo, si todo el mundo supiera como viven los curas no queda iglesia en pie.

Alejandro Gritó:
17 de marzo de 2010, 19:37

Como digo siempre: La religión, bien lejos de la política. Por nuestro bien.

AGUSTIN Gritó:
17 de marzo de 2010, 19:57

Y lo que le sale al país "sostener el culto", tal como lo ordena la Constitución Nacional (que dicho sea de paso, ordena un montón de otras cosas que no se cumplen).
Recomendado un librito: "La puta de Babilonia" de Fernando Vallejos. Es interesante cuando se mete con la institución, probando entre otras cosas, que después de la segunda guerra se convirtió en la espía de Estados Unidos, después de haber apoyado abiertamente al Eje.(Cuando se mete con la fe, no es tan interesante, porque cada cual cree en lo que quiere o puede).

Maloperobueno Gritó:
18 de marzo de 2010, 7:07

Saludos

"“crear condiciones de convivencia cada vez más armónicas”. Esto me suena a "muchachos, no nos meemos el asado".
Creo que con la discusion oficialismo -oposicion, la Iglesia esta preocupada,esta disputa jode intereses que la Curia, historicamente ha representado(la oligarquia, el campo, la burguesia industrial, etc).

Igualmente uno aveces escucha un discurso filo-progre(ojo, es es discurso nada mas) y hace una comparación obligada, con una pregunta: porque la Iglesia parece progre? Sera que este Gobierno esta perdiendo rumbo?(si alguna vez lo tuvo).

Pero claro, como decis en el articulo, no nos olvidemos que la Iglesia Catolica Argentina, junto con la de Chile, son las instituciones mas reaccionarias, complices y hasta colaboracionistas de las dictaduras que sufrimos en ambos paises.
Otro gran tema seria los curas vinculados con causas de pedofilia y el accérrimo apoyo de la Iglesia en defenderlos y negar todo.

Saludos

Setzel Wilbury Gritó:
18 de marzo de 2010, 18:08

Que raro la Iglesia defendiendo a los ricos... Es algo a nivel mundial.
En cuanto a laburo social, la Iglesia hace lo suyo. Lo digo desde adentro, como colaborador esporádico (y no tanto). Pero en cuanto a asuntos turbios... no se. Nunca supe yo de nada raro, excepto una vez un viejo rector del colegio al que voy, católico...
SAludos

1600 Producciones Gritó:
7 de abril de 2010, 13:40

Un post justo y necesario.

Mis saludos y felicitaciones!!!

Marcelo Bartolome Gritó:
6 de mayo de 2010, 14:58

La iglesia, en tanto institucion, no deja de ser un cáncer que carcome todo aquello que se le acerca, acechante y peligroso para el mantenimiento de sus privilegios. Pero su poder aún es enorme y la pelea se hace bastante dura. De cualquier modo, creo que el actual ciclo de gobierno (2003-2010) ha sido el que menos tolerancia le tuvo a la hora de aceptar y administrar sus reclamos. Tampoco puede pedírsele que se entable una lucha frontal porque la relación de fuerzas hoy día no es del todo favorable. Pero si cacarea, como refleja tu post Damián, es porque hay cosas y hechos que les jode. Y esta bueno que así sea. De otro modo no hincharía las tarlipes como ahora. Un abrazo grande.
Marcelo

Damián Gritó:
19 de mayo de 2010, 11:18

Intereses..todo es lucha de intereses..Abrazos a todos!

Publicar un comentario en la entrada