martes, 23 de febrero de 2010

Möebius entre las relaciones internacionales

Por Damián Duarte //

Las tensiones entre China y Estados Unidos parecen agudizarse aún más en los tiempos que corren. Mientras que por parte de la potencia oriental se llama al mejoramiento de las relaciones bilaterales, la administración Obama parece sobrar la situación estrechando vínculos con el líder tibetano, Dalai Lama, y realizando una dudosa venta de más de 6 millones de dólares de armas a Taiwán. Ahora bien, veamos porque estas acciones han generado tanta fricción entre los países, dando así material para analistas.

Tal como lo expone Hans Morgenthau en su Política entre las Naciones, las “relaciones internacionales” se vuelven una esfera de conflicto, donde los Estados, los actores más importantes, necesitan estar listos para la guerra y la lucha por el poder. En este caso, el término de poder, se refiere al “poder político” y no al militar.

Volviendo a los recientes roces entre China y la potencia norteamericana, los descontentos se apoyan en los dos hechos antes nombrados, los cuales se analizarán por separado.

El caso de la visita del Dalai Lama al presidente Barack Obama contrajo, para los orientales, un grave daño en las relaciones, ya que el Tibet, región del Himalaya a la cual pertenece, es un territorio autónomo y no comunista que exige la separación del gobierno popular chino. Este acercamiento significó una mordida de mano por parte de Estados Unidos a quienes celebraron en su momento el diálogo con la Republica Popular Democrática de Corea. Es para destacar que las relaciones entre las potencias se ha vuelto áspera en los últimos meses debido a los ataques sufridos por Google en China y a la barrera impuesta a las exportaciones norteamericanas.

Pasando a la segunda medida que ha generado descontento, tenemos la venta de armamento a Taiwán, isla que, al igual que el Tibet, no comparte el régimen comunista y cuya soberanía es reclamada por Pekín. Los 6 millones de dólares en armas de la venta, incluían entre otras cosas, 60 helicópteros Black Hawk que no hacen mella al gobierno chino.

Cabe destacar que pese a los intentos norteamericanos, China se ha negado a cotizar su moneda para no incrementar el precio de sus exportaciones.

Parece ser que estas dos potencias, al igual que sus relaciones, se encuentran marchando sobre dos puntos de una cinta de Möebius, que no es más que una banda con un solo lado y que, si se dirigen en direcciones opuestas, tarde o temprano, van a chocar.

4 Amigos me gritaron al oido...:

AGUSTIN Gritó:
23 de febrero de 2010, 14:47

No lo había pensado, pero visto así, van a chocar, y nos vamos a hacer pomada!!

Alejandro Gritó:
25 de febrero de 2010, 12:26

Y si, tarde o temprano. Probablemente cuando EE UU empiece a caer, pero igual falta bastante para eso, creo que mas de 30 años...

Maloperobueno Gritó:
26 de febrero de 2010, 4:56

Hola

No creo que EEUU confronte en un mediano o corto plazo directamente con China,no es negocio ni oponente. Claro que si arma ejercitos paralelos, va inflando el malestar pero sin poner un solo soldado en territorio chino.
Paso lo mismo con AFGANISTAN, de ahi sale Obama Bin Laden,formado en la CIA para luchar contra los sovieticos.
Miren ahora, EEUU librando una guerra costosa y sangrienta en Afganistan.
Saludos

Damián Gritó:
5 de marzo de 2010, 11:02

Es verdad, no creo que los proximos años se venga una guerra entre estas potencias, no estan dadas las condiciones me parece. Pero si se ve que si EEUU sigue en esa postura los roces van a ser cada vez mas fuertes.

Gracias a todos por los comentarios.

Publicar un comentario en la entrada